¡Precio rebajado!
Cuadros Abstractos lineales 70 x 160 cm Ver más grande

Cuadros Abstractos lineales 70 x 160 cm

37,00 € iva incl. 89,00 € iva incl. -58.4269%

Nuevo producto

1020-6515

Entrega en 5-7 dias

La imaginación es un regalo maravilloso que la vida nos ha dado para crear, viajar todo cuanto le sea posible a la mente así como para entender todas las cosas que en ella y en el mundo existen. El arte abstracto es reflejo de ese regalo y hoy podrás ser el homenajeado con uno de los cuadros lineales basados en este movimiento artístico que representa un regalo para ti y para la humanidad.

Más detalles

Elija la cantidad:

Tamaño70 x 160 cm
Cantidad de Piezas4 Lienzos
ColoresRojo - Naranja - Marrón - Amarillo
Grosor Bastidor2 cm

Desde el principio de los tiempos el hombre ha desarrollado un interés que parece inherente a su personalidad, que lo lleva a crear y a constantemente reinventarse a sí mismo a las realidades o a todo lo que lo rodea, es decir que forma parte de su entorno. Es por esta misma sed que han tenido lugar numerosas invenciones y avances que hoy día existen y que en épocas pasadas ni en sueños se habían planteado, hasta que un ser humano explotó ese potencial que naturalmente emerge de cada uno de nosotros y se atrevió a dar un paso más allá y así sucesivamente se le fueron sumando más personas a esa causa.

Y no sólo en el ámbito tecnológico ha podido apreciarse eso, es notorio como en cuanto a las costumbres y tradiciones que forman parte de cada región en el mundo poco a poco se le han sumado cosas, se le han eliminado o simplemente se han modificado elementos que ya existían. Todo eso se debe a ese mismo potencial creador e innovador que emerge desde lo más profundo de las entrañas de cada persona y que por supuesto está motivado por el hecho de que todo es evolución y quien no lo hace pues perece o se extingue.

Para todo lo demás y muchas cosas más existe una explicación lógica y una razón de ser que justifica ese tipo de conducta que durante siglos el ser humano ha tenido y a explotado sin ningún tipo de descanso u omisión. Se trata de un regalo maravilloso que a ciencia cierta no se puede explicar su origen, puesto que algunos señalan que es divino, es decir, que es Dios quien nos otorgó esa cualidad mágica que nos hace sobresalir del resto de las cosas y de los seres que existen en el mundo y para otros simplemente es un producto de una evolución sin precedente que tuvo lugar a partir de las cosas y los seres menos evolucionados que ya se sabe que han formado parte de la vida en el planeta desde el principio del tiempo.

Sea cual sea la teoría a la cual decidas doblegarte, hay un hecho concreto, real, intangible pero apreciable a través de muchos medios y actividades que desarrolla el ser humano a lo largo de su vida y que esencialmente es la base y el regalo que explica y justifica por qué somos insaciables con respecto a la creación, a la innovación y al planteamiento de nuevas y paralelas realidades. Todo esto se resume a una palabra tan simple y básica como la imaginación.

A la hora de hablar de todo lo que implica la imaginación, se hace necesario mencionar en primera instancia que esta palabra puede ser entendida en dos sentidos o extremos, por lo que se puede afirmar que tiene un carácter anfibológico. En primer lugar, guarda relación con el sentido que hemos mencionado con anterioridad, el cual es esa capacidad o aptitud que tiene el ser humano por naturaleza y que con el transcurrir del tiempo desarrolla, en virtud de la cual se pueden concebir nuevas ideas o paradigmas de los que ya existen. Crear proyectos, negocios, descubrir cualquier forma o manera en la que se puede innovar lo que se tiene en el presente.

Para abordar el otro sentido, el otro extremo o la otra consideración que se puede tener en base a la palabra imaginación que ha sido la clave del éxito y del desarrollo de todas las sociedades del mundo desde el pasado hasta la actualidad, surge la necesidad de hacer mención de una facultad o posibilidad que tenemos todos los seres humanos sin distinción alguna de crear o más bien de estructurar o recrear una serie de momentos, situaciones o circunstancias que bien no existieron y que son producto de ese proceso imaginativo intrínseco o pudieron tener lugar en el pasado pero el hecho calificador es que se recrea en la mente, como un proceso cognitivo solamente, debido a que no está pasando en la vida real, es decir, no está presente al momento en que se representa en el interior de cada uno de nosotros.

Gracias a esa misma imaginación considerada como un todo, es decir, incluyendo sus dos aspectos, sentidos o extremos, es que hoy podemos afirmar que el ser humano es desarrollado y continuará desarrollándose tanto a sí mismo como a todo lo que se encuentre a su alrededor, tal como el principio de un saco que no tiene fondo y que difícilmente vaya a rebosarse o saciarse.

Una arista inminente en la evolución producto de la imaginación o del ingenio de todos los seres humanos es el arte, que existe desde el principio de los tiempos como método de comunicación, luego como una forma de acompañamiento para todos los rituales de carácter religioso o espiritual para luego pasar al plano únicamente artístico y creativo, en donde sólo valen e importan la imaginación y el arte en sí mismo, así no tenga ninguna finalidad distinta a su mera existencia como forma de expresión y como decoración o simplemente arte y nada más.

Es por esto que en la historia del arte podemos encontrar como primero los dibujos o las manifestaciones eran muy primitivas, luego fueron adquiriendo mayor complejidad y estilo para después pasar a un plano en el que solamente se imitaba o se representaba de manera muy figurativa la realidad tal y como la conocía o percibía el hombre hasta que un grupo de artistas bien valientes e innovadores decidieron ir más allá y explotar todo el potencial creativo que por naturaleza humana les había sido otorgado para inventar lo que hoy se conoce como arte abstracto.

Ese movimiento artístico, que marcó pauta y que representaba una completa revolución para su época que era para el siglo XIX. En este se planteaban toda una serie de objetivos muy importantes y sobre todo conducentes y pioneras de muchas tendencias que para el momento no existían, pero que luego fueron desarrollándose. El primero de los objetivos planteados por ese grupo de artistas era romper el esquema y el paradigma que imperaba en aquel momento, porque se había convertido en una especie de regla a la cual se ceñían todas las personas que hacían del arte su oficio, profesión o estilo de vida. Además se proponía lograr plantear una nueva realidad a través de formas, colores y toda una serie de recursos que interpuestos unos con otros hicieran posible este mundo paralelo en donde la imagen no tiene ningún tipo de relación con el mundo y el entorno que se conocía a la perfección para aquel momento.

Tercero, proponía que a pesar de que la vida estaba colmada y saturada de muchos objetos y composiciones de todo tipo, se hacía necesario que se apreciara a cada conjunto por separado, vale decir, que no se viera un todo que podía llegar a ser agobiante y además objetivo, sino que defendía el hecho de que se tomara una porción o inclusive un solo objeto mínimo que podría ser el esencial en cada cosa conocida por el hombre y que se alejara de esa realidad de la cual forma parte. De allí surge el nombre de abstracto, porque en principio lo que se deseaba era abstraer tan sólo una cosa de la realidad para plantearla y transmitirla a través del arte de una manera completamente innovadora y carente de figuración o similitud con el entorno y la cotidianidad.

Ante esta nueva alternativa hemos creado todo un grupo de cuadros abstractos que te permitirán alcanzar una nueva y muy divertida realidad distinta a la que estas acostumbrado diariamente, lo que se traducirá en una válvula de escape al estrés y a todas las situaciones agraviantes que puedan tener lugar en la vida de ti y de todos tus semejantes.

Y resulta que le añadimos un toque diferencial y único como lo fue en su momento este movimiento artístico revolucionario. Se ha creado una composición inspirada en el arte abstracto pero que a su vez se le ha dado una disposición especial para que adquiera un significado mucho más especial.

Resulta que se encuentran varios cuadros pequeños dispuestos de manera lineal, lo que de acuerdo a la psicología de las formas representa la rectitud, la fortaleza, los buenos cimientos que conllevan al desarrollo y todo de la mano del arte. Esto implicaría que sería un desarrollo al cuadrado, desde el punto de vista de la distribución y estructura del arte, como desde el punto de vista del movimiento que inspiró el lienzo decorativo.

Así que ha llegado el momento de que impregnes de un aire innovador todos los espacios en los que te desenvuelves como ser humano para que poco a poco y con ayuda de estos referentes de avance esa filosofía se aplique a tu vida y a la vida de todos quienes te rodean y frecuentan.

No lo piensen más y compra uno de los cuadros de 70 por 160 cm inspirados en el más bello y puro arte abstracto y dispuestos de una manera lineal para que le den un toque especial y lleven a un nivel mucho más elevado el área que decidas decorar con esta preciosa obra de arte que se encuentra al alcance de tus manos.

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Cuadros Abstractos lineales 70 x 160 cm

Cuadros Abstractos lineales 70 x 160 cm

La imaginación es un regalo maravilloso que la vida nos ha dado para crear, viajar todo cuanto le sea posible a la mente así como para entender todas las cosas que en ella y en el mundo existen. El arte abstracto es reflejo de ese regalo y hoy podrás ser el homenajeado con uno de los cuadros lineales basados en este movimiento artístico que representa un regalo para ti y para la humanidad.

Desplázate