Cuadros de Frutas
La semana en la que Dios creó al mundo, o como era mejor conocido el paraíso, lo colmó de miles de bondades que estaban única y exclusivamente a disposición de los seres humanos que vivían en gracia y que eran Adán y Eva, de acuerdo a las creencias cristianas. Lo que universalmente se conoce como el acontecimiento que cambió radicalmente aquell...
La semana en la que Dios creó al mundo, o como era mejor conocido el paraíso, lo colmó de miles de bondades que estaban única y exclusivamente a disposición de los seres humanos que vivían en gracia y que eran Adán y Eva, de acuerdo a las creencias cristianas. Lo que universalmente se conoce como el acontecimiento que cambió radicalmente aquella paz y perfección en la que vivían los primeros seres humanos de la historia, fue por el pecado de desobediencia, ya que de acuerdo a la biblia Dios le dijo a Adán y sobre todo a Eva que todo estaba para su goce o disfrute y que  tenían total libertad para aprovechar todos esos beneficios sin embargo una fue la restricción que les colocó y era la de consumir un fruto prohibido que el cine y la televisión se han encargado de hacerlo ver como una manzana. En atención a la narración de la biblia utilizada por los cristianos sin distinción de credo, el demonio, personificado en una serpiente, comenzó a tentar a Eva, la primera mujer que pobló en mundo y que fue creada de la costilla de Adán, su compañero, cómplice y además complemento perfecto. Esta serpiente la instaba a despertar ese deseo por lo prohibido que los seres humanos d alguna u otra manera desarrollamos y llevamos implícito en nuestro ser, incitándola a probar de aquella manzana que era nada más y nada menos que de la sabiduría y la fuente de un poder que la equipararía al de Dios, quien había creado el mundo de acuerdo a las escrituras. Eva seducida completamente y tentada por él, decide deliberantemente comer de aquel fruto y como si fuera poco convencer y utilizar su poder de persuasión femenina para darle de aquel fruto a su compañero, Adán. Es allí donde se desata la furia del creador y cuando estos dos seres son expulsados del paraíso para luego pasar a la vida como la conocemos hoy con cientos de vicisitudes y de dificultades que la hacen difícil pero que al mismo tiempo nos deja grandes lecciones de vida.  ¿Por qué traer a colación esta historia que es mundialmente conocida? pues porque a continuación conversaremos un poco de lo que es una fruta y por inercia la mente nos traslada a esa historia o a cualquier información que nuestro subconsciente alberga en cuanto a este tan aparentemente conocido tema, pero que de seguro no sabes muchos detalles a profundidad.  ¿Qué es lo primero que piensas cuando te mencionan la palabra fruta? Para algunos lo primero que se les viene a la mente es la historia que con anterioridad hemos señalado, para otros que quizás no compartan la misma creencia quizás son todas las historias de princesa en las cuales las protagonistas son envenenadas a través de una fruta que posee una belleza y un poder de atracción inigualable por el hechizo y por la hermosura implícita que estos regalos de Dios y de la naturaleza tienen. Para otros una fruta es sinónimo de salud, dieta balanceada debido que éstas poseen una serie de beneficios casi incontables y que más adelante te detallaremos para que también quedes tan fascinada como este grupo de personas por las frutas. Hay quienes piensan en frutas como naturaleza, como aquella que debe preservarse porque es un obsequio dirigido a toda la humanidad y que ocasiones no es valorado como debería o quizás piensan en abono, puesto que esta es otra utilidad que se le ha dado a las frutas a lo largo de la historia cuando ya están en proceso de descomposición porque han alcanzado una madurez muy avanzada.  Ahora bien ya que sabemos todos los referentes que por años se han inculcado universalmente a los seres humanos y que además se han transmitido de generación en generación, se hace más que justo y necesario establecer una aproximación conceptual o un concepto de lo que se conoce como fruta de una manera científica y menos popular. Las frutas poseen un nombre que es más correcto científicamente el cual frutos, porque precisamente son eso, el resultado de un grupo determinado de plantas que bien pueden ser producto del cultivo humano o silvestre y que en su mayoría gozan de la cualidad de que son comestibles por los seres humanos. Sin embargo, existen algunas que no son aptas para el organismo, pues contienen sustancias que poseen un alto nivel de toxicidad y que pueden resultar perjudiciales para la salud. Por lo general estas maravillas naturales poseen sabores únicos en el mundo, algunas son agrias, otras mezclan toques dulces con salados pero la mayoría de ellas tiene un sabor dulce, lo que las hace muy agradable para el paladar de todos los seres humanos y todo eso sin mencionar la cantidad de nutrientes y de aportes positivos que le genera al organismo con el consumo de cada una de ellas en su estado natural. Decimos estado natural porque con el desarrollo de la ciencia, se ha intentado y alcanzado recrear el sabor que naturalmente tiene cada una de las frutas para adherirlos a toda una serie de productos que van desde alimentos procesados hasta fragancias de perfumes y productos destinados a la belleza, a la cosmetología y a cualquier cuidado de la piel. Estudios científicos han demostrado que consumir frutas aporta muchos nutrientes al organismo, pocas calorías y una gran cantidad de agua que es tan necesaria para hidratar el cuerpo, pues cada una de ellas en sus diferentes especies o tipos poseen dentro de su composición elevados niveles de agua que benefician al cuerpo humano. También poseen muchos beneficios a la hora de mejorar la funcionalidad de todo el sistema digestivo, pues poseen una cantidad significativa de fibra obtenida naturalmente. Asimismo aportan ácidos grasos al cuerpo que mejoran su funcionamiento, así como no incluyen grasas saturadas o dañinas para el organismo; sólo hay un pequeño grupo que contiene y la cantidad es tan minúscula que no resulta nocivo para la salud. También pueden cumplir la labor de energizar de manera natural el cuerpo, ya que posee componentes, uno de ellos los hidratos de carbono, que activan las células y permiten que el organismo sienta como una inyección de emergía cada vez que una de ellas se consume. Además poseen altos niveles de minerales, vitaminas y antioxidantes, mejorando la salud y manteniéndola balanceada. Es por esta razón que se ha recreado la composición de las frutas artificialmente para realizar muchos complejos vitamínicos e inclusive productos que ayuden en la eliminación o disminución de las arrugas, por la cantidad de antioxidantes que éstas pueden aportar y naturalmente en el caso de que sean consumidas.  El proceso de formación de esta estructuras naturales que el ser humano ha destinado para su consumo es en primer lugar la maduración de la flor de la planta da cabida a un engrosamiento del ovario floral, de la cual nace una estructura natural que está compuesta por agua, glúcidos, fibra, minerales, vitaminas, etc, estructura que va creciendo y madurando gradualmente con el tiempo hasta convertirse en una fruta apta para el consumo humano. Con respecto a los tipos de frutas, puede decirse que existen muchísimos, entre ellos las de hueso o carozo, que son aquellas que poseen su semilla encerrada en una cobertura dura o cascarón; las de pepitas o pomáceas, que tienen una estructura llamada receptáculo engrosado y que por lo general cuentan con varias semillas en su interior, tales como la famosa manzana o la pera. En tercer lugar se encuentran las llamadas frutas de grano, que al igual que las anteriores poseen un receptáculo engrosado pero que se diferencian porque los frutos como tal se encuentran en su interior y tienen un aspecto muy similar a las semillas, sin serlo. Las frutas tropicales son aquellas que necesitan un clima de las mismas características, es decir, caluroso y húmedo para poder crecer y desarrollarse, mientras que las frutas cítricas, además de contener un nivel mucho más elevado de vitamina C, se dan en arbustos o arboles de pequeñas dimensiones. Por su parte, las frutas del bosque son de naturaleza silvestre, por lo que no necesitan mayor cultivo, y se dan en zonas frías o húmedas, es decir, en los bosques, en pequeños arbustos. Y también los tan conocidos como frutos secos pero encontrados naturalmente, en otras palabras sin la intervención humana de ningún tipo; se utiliza esta nomenclatura para aquellos frutos que a diferencia de todos los demás poseen un nivel menor del 50% de agua en su composición. Desde otra categoría la cual es la maduración de las mismas, las frutas pueden ser climatéricas, porque utilizan una elevación en la tasa respiratoria para realizar la síntesis del etileno, por lo que almacenan almidón durante su proceso de maduración que da origen a azúcares que le otorgan más adelante el sabor a la fruta. Por otra parte, se encuentran las frutas no climatéricas que por el contrario no presentan muchas variaciones en la tasa respiratoria al momento de sintetizar el etileno, y por ende no suelen acumular grandes niveles de almidón y por esta razón que sus sabores por lo general carecen de dulzor, así como deben ser separadas de la planta que les da origen una vez que ya han alcanzado la maduración. Toda esta información podrá estar mucho más ampliada y hasta reflejada de manera infinita en una bella imagen que hoy ponemos a tu disposición de manera inminente. Así que lo único que tienes que hacer es comprar uno de los cientos de cuadros de frutas que tenemos para ti para no sólo disfrutar de todos los beneficios que estas maravillas naturales tienen, sino que también disfrutes tu y todas las personas que te rodean de la belleza única e inigualable que una fruta tiene. No lo pienses más y se parte de esta aventura nueva.
Más

Cuadros de Frutas

  • cuadrícula
  • lista
40,00 € 85,00 €
¡Precio rebajado!
Código Del Artículo: 1020-4131
Disponibilidad: Entrega en 5-7 dias

Todos los beneficios del agua y del limón se concentran hoy en este bello cuadro decorativo con la imagen de estos dos grandes regalos que Dios y la naturaleza nos dan. No pierdas esta oportunidad de lujo y disfruta de todos los beneficios que estos tienen y comprártelo con todos aquellos que visiten tu hogar o los espacios que decores con este precioso...

35,00 € 80,00 €
¡Precio rebajado!
Código Del Artículo: 1020-4204
Disponibilidad: Entrega en 24-48 horas

45,00 € 93,00 €
¡Precio rebajado!
Código Del Artículo: 1020-5131
Disponibilidad: Entrega en 24-48 horas

35,00 € 80,00 €
¡Precio rebajado!
Código Del Artículo: 1020-4218
Disponibilidad: Entrega en 24-48 horas

25,00 € 60,00 €
¡Precio rebajado!
Código Del Artículo: 1020-6904
Disponibilidad: Entrega en 24-48 horas

29,00 € 68,00 €
¡Precio rebajado!
Código Del Artículo: 1020-6905
Disponibilidad: Entrega en 24-48 horas

La madre naturaleza es la belleza más pura que existe en este planeta y en la vida en general y su color característico es el verde, pues es el que predomina en los hermosos paisajes que tiene para ofrecer. Hoy tomamos una parte de eso y lo trasladamos a bellos cuadros para la cocina y comedores con imágenes de vegetales que no puedes perderte. Cómpralo ya.

45,00 € 93,00 €
¡Precio rebajado!
Código Del Artículo: 1020-5017
Disponibilidad: Entrega en 24-48 horas

45,00 € 93,00 €
¡Precio rebajado!
Código Del Artículo: 1020-5046

Una buena taza de café por la tarde siempre sienta de maravilla. Armoniza tu espacio para cocinar o para disfrutar del té o del café con este precioso cuadro de granos de café que te hará sentir todo el placer que una taza de café puede brindar.

29,00 € 68,00 €
¡Precio rebajado!
Código Del Artículo: 1020-6609
Disponibilidad: Entrega en 24-48 horas

La cocina es el corazón del hogar. Es el punto de reunión, de calor, de aromas. Donde el cariño maternal crece en la preparación de cada plato, colocándole a todos ellos ese ingrediente secreto, aderezos que no pueden faltar en este rincón, por lo que un cuadro de hierbas y especies sazona el entorno. Mantén a fuego lento la buena energía que pueden...

Desplázate