¡Precio rebajado!
Cuadros Decorativo de Arboles 80 x 160 cm Ver más grande

Cuadros Decorativo de Arboles 80 x 160 cm

38,00 € iva incl. 101,00 € iva incl. -62.3762%

Nuevo producto

1020-5588

Entrega en 24-48 horas

La vida nace de un árbol y hoy capturamos esa esencia en un cuadro que podrá formar parte de hogar hoy, mañana y siempre. Es momento de que compres ya uno de los cuadros decorativos de árboles que hemos creado para ti y todos tus espacios.

Más detalles

Elija la cantidad:

Tamaño80 x 160 cm
Cantidad de Piezas5 Lienzos
ColoresVerde
Grosor Bastidor2 cm

Una de las primeras cosas que creó Dios durante la semana en la tuvo su inicio el mundo fue nada más y nada menos que las plantas. Toda esa vegetación que embellece cientos de paisajes, que aporta miles de beneficios a la salud de los seres humanos y que por si fuera poco se encarga de generar el oxígeno necesario para la preservación de la raza humana así como del resto de los animales que se pueden encontrar a lo largo y ancho de planeta tierra.

En el planeta existen miles de especies de plantas que tienen una función muy específica de acuerdo a la zona en la que se encuentran ubicadas. No obstante, todas en general tienen la función de fotosíntesis el cual se define como un proceso en el que las plantas son capaces de crear su propio alimento a partir del agua, del sol y por supuesto del dióxido de carbono que produce la raza humana con el desarrollo de sus actividades que van desde respirar hasta la producción de alimentos y cualquier otro objeto que sea necesario para su vida. Una vez que toma ese dióxido de carbono, lo procesa, produce su propio alimento para luego liberar como residuo de el mismo oxígeno puro, el cual es necesario para la vida humana y de toda especie de animal, así como permite que en la tierra en general exista sombra, alimentos y cientos de bondades que le son atribuidas a este grupos de seres vivientes, y que vale la pena resaltar a continuación.

La madre naturaleza es una fuerza que desde el principio de los tiempos el ser humano ha respetado en gran medida porque es el centro del planeta tierra, encargada de que el planeta sea sostenible y sobre todo asegura la supervivencia de todos los seres vivos, vale decir tanto de los seres humanos como de los animales.

Existe un tercer grupo de seres vivientes, los cuales son las plantas y microorganismos, que básicamente forman parte de esta madre naturaleza que es vida, es fertilidad, es mujer y sobre todo es mucha abundancia, por diversidad de causales que van desde el sustento de miles de economías, hasta la producción de alimentos e incluso productos que benefician la salud humana, la belleza y toda una serie de factores favorables que hacen de estas estructuras naturales y en sí de la madre naturaleza, una verdadera reina de primera necesidad en la vida tal y como la conocemos en la actualidad.

En el planeta se pueden encontrar miles de especies de árboles, todos con una particularidad que puede ir desde características físicas como lo son el tamaño, el color de sus hojas, las flores que producen, las épocas en las que dan frutos, las bondades que poseen, los climas en los que se reproducen, el grosor y tipos de troncos que lo conforman y así toda una serie de caracteres que hacen de cada tipo de árbol una estructura única en el mundo que además posee una increíble belleza y sobre todo utilidad.

Como todo en la vida, a estos nobles regalos que Dios y la naturaleza nos da se le ha otorgado un significado que va más allá de lo que es percibible y de lo que ha sido descubierto por la ciencia, de lo que el hombre conoce. Es decir, un alcance mucho más filosófico y etéreo.

Es así como encontramos que un árbol en particular evoca a la personalidad y a las características que hacen única la personalidad y el alma de una persona, y por tal motivo es que suelen hacerse comparaciones entre los tipos de árboles y por ejemplo el signo zodiacal de cada persona, como rasgo diferenciador entre unas y otras.

Todo este significado cambia cuando se agrupan dos o más árboles, pues se dice que se forma una población que dependiendo del número de especímenes, pueden ser considerados como referentes del universo, lleno de muchos tipos de seres, planetas y elementos que lo hacen infinitamente rico, variado y sobre todo misterioso y desconocido ante los ojos y la perspectiva humana.

Asimismo ciertas culturas se han dedicado a crear lo que hoy día se conoce como los trece árboles, un concepto que está vinculado con la sanación y con la purificación tanto del cuerpo físico como del alma como también al solsticio de invierno y a los árboles que durante esta época tienen lugar y se desarrollan en mayor medida.

El primero de ellos es el llamado abedul, que es el utilizado cuando de fertilidad y concepción se trata y también con todo lo referido a la aceptación tanto personal como en los distintos entornos en los que una persona se pueda desenvolver. Se dice incluso que si no se es bienvenido en algún lugar, la ingesta de este árbol devuelve este privilegio con el cual es asociado, y entonces se entenderá que la persona será concebida desde otra perspectiva completamente nueva en la que si es plenamente aceptado, deseado y sobre todo bienvenido en un determinado lugar o grupo social.

El rowel es el segundo árbol de este grupo de 13 que está referido a la prisa o simplemente a la aceleración de cualquier etapa o proceso en el que se encuentre una persona que bien puede ser positivo o negativo. Suele asemejarse en mayor medida con el parto de las mujeres, pues se dice que durante esta etapa suelen suceder muchas contrariedades de salud que prolongan esa etapa y período de tiempo en el que la mujer está concibiendo y que por más que esté asociado a la vida y traiga como consecuencia mucha felicidad para un grupo familiar, esas pocas horas son de grandes niveles de estrés y de dolor para la mujer que dará a luz una nueva vida a este mundo.

En este sentido también puede encontrarse el tercer árbol de esta categoría de trece, que se conoce con el nombre de fresno que es nada más nada menos que esa estructura natural que representa la inspiración, la creatividad y también a intuición y el coraje ante las situaciones venideras que son inciertas pero que sin lugar a dudas se enfrentarán con la mejor de las actitudes y la disposición, de manera que es ideal ante los cambios de etapas y sobre todo en momentos en los que se ha perdido el rumbo en la vida. Desde el punto de vista del embarazo, está referido a aquel momento en el que el bebé aprende de su madre y sobre todo se hace uno en cuanto a inteligencia, emociones y sobre todo intuiciones. Es el momento en el que se dice que la madre le transmite la inteligencia y el coeficiente intelectual al nuevo ser que está en camino.

Siguiendo con la enumeración de los trece árboles que nacen y que se encuentran con mayor frecuencia en el solsticio de invierno, se encuentra el aliso, el cual representa el balance que debe haber entre lo bueno y lo malo. Esto quiere decir que significa tanto cosas malas como bondad, por lo que es justo y necesario hacer uso de este árbol para equilibrar ambos aspectos que son necesarios en la vida de toda persona para que ésta crezca, aprenda y desarrolle una vida plena y completamente balanceada. Asemejándolo al punto de vista del parto que es ambivalente como ya se mencionó con anterioridad, debido a que representa felicidad y aspectos positivos por la nueva vida que llega pero al mismo tiempo implica dolor y posibles complicaciones de salud que le dan un tinte oscuro al mismo. Sin embargo este árbol es utilizado para encontrar perfecta sincronía en este momento tan peculiar que marca un antes y un después en la vida de todas las personas del mundo.

El sauce por su parte, es considerado el árbol de esos episodios que tienen lugar en la mente de las personas cuando estas duermen, vale decir, los sueños que en ocasiones también suelen ocurrir cuando se está despierto, pero en este caso lo que debe estar presente para que esto suceda es la motivación y por supuesto el deseo de que lo que se está imaginando suceda en la vida real. Este es el árbol que se dice que personifica la imaginación, la creatividad, los deseos y todo lo que tenga que ver con el potencial creador de una persona que lo lleva a su vez a establecer metas, saber lo que desea y lo que no y por supuesto a trabajar por todos y cada uno de esos deseos, necesidades y objetivos trazados en base a esta aptitud humana que se repotencia o simplemente se transmite con la ayuda de este árbol del grupo de los trece del solsticio de invierno.

Por otro lado se encuentra el cardo blanco, que simboliza esa protección necesaria que se le da a todos y cada una de las personas en momentos de transiciones y de dificultades; sobre todo en esos momentos en los que un joven deja detrás su inocencia para incorporarse a la vida real, en la que las situaciones agraviantes y el sufrimiento forman parte del día a día. Principalmente es sinónimo de refugio ante la vulnerabilidad o la inocencia de un ser humano y de esta manera poder soportar todas las dificultades que se presentan de la mejor manera y lograr un desarrollo óptimo al final del tiempo.

El famoso y fuerte roble es otro de los árboles que forma parte de esta amplia pero muy selecta lista de árboles que tienen un significado mucho más trascendental en la vida de las personas y que además tienen la particularidad de que tienen su mayor auge en el solsticio de invierno. Tal y como se mencionó al principio, este árbol representa toda la fortaleza, la templanza y la capacidad de aguante de una persona, y todo esto viene por el hecho de que su tronco es el más fuerte, resistente y sobre todo grueso y duro que pueda existir en todas las clasificaciones de árboles que se pueden encontrar en el planeta tierra. Es además sabiduría, ya que estas estructuras naturales son famosas también por su longevidad cuando de vida fértil se trata, por lo tanto acumulan muchos años de vida, aprendiendo y viendo todo lo que acontece en la vida cotidiana, siendo testigos de muchas cosas que algunos seres humanos somos incapaces de imaginar.

En la vida siempre deben hacerse sacrificios en pequeña, mediana y grande medida, para alcanzar todas las metas que se tienen y sobre todo para surgir como persona y evolucionar. Hay una frase muy famosa que dice que grandes sacrificios se traducen en grandes logros y todo esto pareciera tener un toque de certitud en cuanto a los objetivos se trata. Ahora bien, para conmemorar todos estos grandes sacrificios que el ser humano ha tenido la necesidad de realizar en numerosas ocasiones a lo largo de su vida, están conmemorados con el árbol llamado acebo, que es la representación de esta premisa en el famoso grupo de los trece árboles del solsticio de invierno.

Otros de este grupo de famosos árboles se encuentran el avellano, el manzano, el cardo negro, el sauco y por último pero no menos importante el conocido con el nombre de tejo. Todos con un sentido, significado o simplemente mensaje distinto que representa distintas etapas en la vida de un ser humano y que vale la pena o bien recordar porque se tradujeron en desarrollo y grandes aprendizajes o simplemente conmemorar un dulce y bello momento como lo puede ser por ejemplo el traer a este mundo una vida para que crezca, se desarrolle y por supuesto aporte cosas positivas a las comunidades en las que se desenvuelva.

Sea cual sea la etapa que estés atravesando en tu vida, siempre vale la pena recordar lo hermosa que puede llegar a ser la naturaleza a través de sus grandes, pequeños y medianos árboles que dan vida, crean oxígeno y hacen de este planeta n lugar mucho mejor, más bello y sobre todo habitable para cualquier ser vivo.

Por esto es que hemos diseñado una serie de cuadros decorativos los cuales tienen unas dimensiones de 80 por 160 cm que cambiarán tu vida y te darán todo lo que te mencionamos con anterioridad y mucho más, pues poseen una hermosa imagen de árboles que decorarán a la perfección cualquier espacio que escojas para colocar este bello lienzo que fue creado pensando en ti y en todos tus ambientes, para convertir todos y cada uno de ellos en un área especial en la que te sientas a gusto, cómodo, representado y sobre todo identificado.

No lo pienses más y únete al grupo de personas que tuvieron la valentía de comprar una de estas obras de arte para incorporarlas a su colección.

Corre ya mismo y adquiere por un módico precio uno, dos y todos los cuadros decorativos de árboles que sean necesarios para que tu vida tenga ese toque fresco, natural que tanto necesitaba.

Compra ya mismo estos cuadros que están al alcance de tus manos y que con un mínimo esfuerzo obtendrás un resultado completamente favorable en tu vida y en tus espacios preferidos.

Vive esta experiencia natural al máximo comprando uno de estos cuadros en este preciso momento.

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Cuadros Decorativo de Arboles 80 x 160 cm

Cuadros Decorativo de Arboles 80 x 160 cm

La vida nace de un árbol y hoy capturamos esa esencia en un cuadro que podrá formar parte de hogar hoy, mañana y siempre. Es momento de que compres ya uno de los cuadros decorativos de árboles que hemos creado para ti y todos tus espacios.

Desplázate